¿Quién soy?

¿Cómo decir quién soy? Pregunta nada fácil de contestar. ¿Cómo resumir en escasas líneas todos los aspectos de una vida?. ¿Cómo explicar de dónde se viene, qué educación se ha recibido de los padres, de los maestros? ¿Cómo explicar el carácter y la personalidad, las facilidades, las dificultades...?

Me llamo Sonia Giménez Guzmán. Los títulos y diplomas tienen su importancia, como parte de un camino, es cierto, a la vez que se me hace necesario ir a algo más intangible, y es que me siento un ser humano con inquietudes, que necesita compartir y sentir que hay vida corriendo por sus venas, con ganas de movimiento, evolución y conexión con el mundo. 

Me gusta señalar las injusticias sociales y económicas y las consecuencias que de ello se derivan, para construir alternativas. Se necesita conocer desde el amor, para actuar. 
La educación es un pilar fundamental para el desarrollo de una persona. Para mi la educación ha de ser integral, es decir ha de tener como objetivo formar personas que puedan llevar una vida plena y feliz. Y para ello debe existir una formación transversal que tenga en cuenta no sólo los conocimientos técnicos, sino que tenga en cuenta las emociones y lo corporal. Las personas somos mente, cuerpo y emociones. La conciencia de eso que somos necesita un aprendizaje para el equilibrio de estos aspectos, de forma que todos queden atendidos y alineados.

Me gusta escuchar lo que tienen que decir los otros. Este es un mundo en que se hace difícil sincerarse. Ofrezco mi escucha atenta, respetuosa, y discreta a quien necesite expresarse y a quien quiera un acompañamiento para empezar a detectar algunas de las creencias que limitan su vida. 

Cuando era jovencita no tenía una vocación clara, a excepción de que me gustaba escribir, con el "agravante" de interesarme por muchas cosas. Después de mucho pensar, acabé licenciándome en Económicas, especialidad en Economía Internacional, por la Universidad Autónoma de Barcelona, en Bellaterra, y cursé un Máster en Gestión de empresas de servicios , que suena como si fuera a saber qué...Lo cierto es que acabé la carrera con la sensación ruinosa de no saber nada o casi nada. Y claro, inquieta que soy, he ido haciendo un montón de cositas más, unas más creativas, otras menos... Si tenéis interés, más abajo hay un link con mi curriculum, por si alguien le interesa.

Llegué a esto del crecimiento personal y la risoterapia porque como he dicho me interesa saber cosas y hubo un momento en que mi trabajo era escaso,  y aunque  mi situación laboral podría tenerse como privilegiada (sueldo a fin de mes y esas cosas que nos dan tanta seguridad), me aburría soberanamente y más que eso, estaba en un estado de desilusión nada energetizante, más bien todo lo contrario: muchas opciones bailando en la cabeza y el cuerpo en "parálisis permanente"...
, y haciendo un curso de Desarrollo personal, en la CECOT, conocí a Enrique Aguilar, que me habló de experimentar desde lo corporal, en la formación que él ofrecía en La Escuela de Risoterapia y Desarrollo Humano de Barcelona. Y me dije eso que ahora se va oyendo por todas partes: " si quieres algo diferente, haz algo diferente" y allí que me fui, sin saber casi qué era lo que me iba a encontrar. Y, después de acabar la formación de un año en Dinamización de talleres de risoterapia y movimiento expresivo, cursé dos años más de formación en TERP ,  técnica que trabaja desde el movimiento corporal, la meditación en movimiento y un espacio para la risa y es un instrumento para conocerse un poco mejor y ampliar la mirada, mejorando la forma de estar en el mundo. 

En la actualidad estoy en Formación en Terapia Gestalt en Espai Lúdic, en Barcelona.

A parte de la risa, me pareció una buena idea iniciar un blog: soniagigu.blogspot.com –INQUIETUDES-, para expresarme, cuando surge la necesidad. La idea de llegar a un público era secundaria en un principio. Ahora pienso que está bien que haya canales de opinión sin censura (veremos hasta cuándo) y que haya debate, intercambio y aprendizaje, desde el respeto. También he iniciado recientemente otra aventura virtual, que tiene intención de ser también en el mundo real, que es donaenmoviment.blogspot.com, un foro de conexión entre mujeres básicamente, y en el que son bien recibidos hombres de conciencia, con ganas de aprender y compartir.

Hacer talleres de risoterapia es algo que jamás entró dentro de mi universo de planes y ya véis. Me di cuenta de que las personas a medida que crecemos reimos menos. Recordaba cómo reía yo de pequeña y lo bien que sientan unas buenas carcajadas. ¡Cuántas veces he recordado con añoranza las risas aquellas en que te dolía la mandíbula y la barriga y querías parar y no podías!

Empecé a experimentar que tras un taller de risoterapia las personas cambian su cara y su estar emocional. Algunos entran en la alegría y otros, alguna vez conectan con la tristeza. Lo importante es que conectan con su e-moción, su energía en movimiento y de ahí el desbloqueo energético, y lo que ello conlleva.

Cuando uno mueve su energía, mueve su emoción, y la transforma. Si uno se atreve a sentir cada vez tiene menos miedo, y eso permite ganar en libertad.
La idea es llegar a construir una red de lugares donde poder ir a echar unas risas porque sí, donde poder movernos y pensar libremente y ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encantará que dejes tu opinión y propuestas.